No comments yet

Crónica Terra et Mare

Eucaristía final

El pasado 25 y 26 de Marzo, celebramos en Barcelona la Asamblea Provincial de Terra et Mare. Nos juntamos 56 personas de las comunidades de Fe y Luz que forman esta provincia: de Madrid, Valladolid, Cuéllar (Segovia), Guadalajara, Valencia, Banyoles y Blanes (Girona), Girona, Barcelona y Tarragona. La intensa lluvia con la que fuimos recibidos el viernes ya nos invitaba a “mojarnos” en esta asamblea… El sábado, en un ambiente alegre y emotivo, repasamos la situación de la provincia y se discutió y profundizó sobre las prioridades para los próximos cuatro años. Los dos prioridades más votadas fueron:

1) Profundizar en cómo desarrollar la espiritualidad de todos los miembros de una comunidad, y especialmente de las personas con discapacidad intelectual, y en dar más oportunidades para su participación más activa

2) Mejorar el acompañamiento y la responsabilidad compartida en nuestra provincia, pensando en estructuras y fórmulas facilitadoras para lograr mayor implicación de todas las comunidades

Después, la asamblea realizó el discernimiento sobre el nuevo equipo provincial que tendría que trabajar estas dos prioridades. La asamblea fue muy participativa, y hubo momentos de emoción, de agradecimiento, de pedir perdón, de reconocer la pequeñez y de manifestar una gran ilusión por el futuro inmediato. También de ponernos en manos de Dios y de pedir su Espíritu. Como dijo el padre Perich de Girona: “El Espíritu ha estado muy presente en esta asamblea“.  Con todo, la asamblea decidió que Cuca y Jorge (Madrid) fueran los próximos coordinadores provinciales. Junto a ellos, fueron elegidos cuatro vicecoordinadores provinciales: Pablo (Madrid), Helena (Madrid), Josep y Cristina (Barcelona) y Pablo y Chusa (Valladolid). Emoción, sentimientos a flor de piel y mucho agradecimiento al equipo entrante y al equipo saliente: Helena como coordinadora provincial, Roser (Girona), Javi (Madrid), Adelaida (Madrid), Jesús, consiliario (Segovia) y Javier y Elisa (Madrid)

Y antes de ir a descansar, no podía faltar una velada festiva, que organizaron los amigos de Girona, en donde hubo nominaciones y premios, y por supuesto, ¡el baile!

Al día siguiente, tiempo para celebrar la Eucaristía y envíar al nuevo equipo provincial para comenzar su misión al servicio de Fe y Luz. Y finalmente, todos fuimos enviados en el nombre de Jesús.

¡Enhorabuena a Terra et Mare! Lo mejor siempre está por venir…

Raúl Izquierdo- VCI

Escribe tu comentario